*Amish. Un pueblo olvidado por el tiempo.

Anclados en el pasado, los Amish han detenido el reloj del tiempo en el siglo XVIII. Sus creencias y costumbres  les mantienen en tiempos pretéritos abriendo así una profunda brecha entre su comunidad y el resto del mundo.

Sus orígenes se remontan a la revolución Luterana. El 21 de Enero de 1521, y en medio de la Reforma Protestante liderada por Martín Lutero que rompió lazos con la Iglesia de Roma, surgió un movimiento encabezado por Ulrich Zwingli que, desde Zurich, emergía con una nueva interpretación de las escrituras y un nuevo orden en el Cristianismo. Este movimiento fue conocido como Anabaptistas (“rebautizados”) y se caracterizó por su radicalidad en las propuestas reformistas de la iglesia y en los métodos utilizados para imponerlas. Esto motivó que fueran perseguidos tanto por católicos como por protestantes.

Los Anabaptistas se mostraban como una corriente carente de un orden y de un guía claros hasta que un sacerdote holandés llamado Menno Simons, imprimió cierta cordura y moderación en todo aquel caos. Su mesura en el liderazgo y sus prolíficos escritos llegaron a unificar criterios entre los seguidores de esta corriente que pronto fueron conocidos con el apodo de Mennonitas.

En 1693 un joven mennonita suizo se desgajó de la comunidad formando su propio grupo. Su nombre era Jacob Amman y sus seguidores fueron bautizados como,… Amish.

Se ha escrito mucho sobre la diferencia entre los Amish y los Mennonitas.

Ambos grupos opinan que el bautismo es un sacramento que debe ser solicitado por el hombre en su edad adulta. Este fue el principal motivo de ruptura con el Cristianismo tanto en su vertiente católica como en la protestante que, entonces y ahora, abogan por el bautismo como sacramento impartido a los niños a los pocos días de nacer.

Jacob Amman se apartó de la corriente mennonita defendiendo que la fé debía vivirse en cada momento de la vida y esto obligaba a alejarse y dar la espalda a cualquiera que se apartara del camino correcto. Amish y Mennonitas optaron por una vida alejada de tentaciones, luchas de poder, envidias, egoísmos, etc, pero Jacob Amman quería ir mas allá. Se adoptaron normas que afectaban, no solo a la convivencia sino, también, al trabajo, la vestimenta, la alimentación y que, por supuesto, conducían a un total aislamiento del resto del mundo.

Desde ese momento quedaba prohibido el uso de botones en la ropa, ya que estos recuerdan a los uniformes militares. Del mismo modo, y por guardar relación con la vida castrense, los hombres no pueden llevar bigote.

Cualquier tipo de maquinaria impulsada a motor queda desterrada limitándose, exclusivamente, al uso de ganado o cualquier otro tipo de tracción animal como caballos o mulas. Esto desautoriza el uso de coches, motocicletas, tractores y cualquier otro vehículo moderno.

Cualquier adorno o accesorio decorativo queda desterrado por pretencioso. Ningún tipo de ostentación sera admitida.

Los ropajes deben ser de colores lisos y poco llamativos.

Las mujeres no pueden cortarse el pelo y este debe llevarse recogido en una cofia.

Los hombres no se cortarán la barba y se cubrirán la cabeza con sombreros de ala ancha de color negro o de paja.

La alimentación la provee Dios recompensando así el esfuerzo y el trabajo de la tierra. El sustento ha de obtenerse mediante el trabajo.

La música, televisión, radio,… distraen de la fé y contaminan con mensajes dañinos.

A los 15 años cualquier miembro de la comunidad puede salir de esta para experimentar lo que es la vida en el exterior. Es en este momento, y después de haber vivido la experiencia, cuando debe tomarse la decisión de continuar viviendo en la comunidad o abandonarla para no volver. La mayoría de ellos regresan.

Los Amish procuran romper con cualquier tipo de dependencia del exterior, por este motivo; se niegan a la escolarización de sus hijos siendo ellos quienes les enseñan e instruyen, renuncian a que se les proporcione suministro de luz, agua o cualquier otro servicio prefiriendo valerse por si mismos,…

Llegaron a un acuerdo con el gobierno estadounidense en virtud del cual, no se les cobraría impuestos. No quieren aportar nada a las arcas del estado pero, tampoco piden nada de él. “Vive y deja vivir” un lema que hacen suyo.

No obstante, cada comunidad establece sus propias normas y estas pueden diferir unas de otras en pequeñas cosas que, para ellos, son importantes.

Existen 22 asentamientos Amish en Estados Unidos y alguno más en Canadá, pero es en Lancaster (Filadelfia, USA) donde se encuentra el más numeroso.

Los Amish han construido Amish Village. Un pueblo Amish destinado a satisfacer la curiosidad de los turistas, evitando así ser molestados. Es difícil resistirse a la tentación de escaparse de allí para fotografiarlos en su entorno natural, viendo como labran la tierra o como se desplazan de uno a otro lado con pequeños carruajes tirados por caballos.

He viajado mucho pero,… nunca había viajado en el tiempo.

Esta entrada fue publicada en Descubriendo el Mundo, USA. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a *Amish. Un pueblo olvidado por el tiempo.

  1. Patricia dijo:

    Todos los extremos siempre son malos!!La cantidad de cosas buenas que se pierden…madre mia!!De todos modos….tenia curiosidad por leer algo de esta gente…enriquecedor.

  2. sonia lahoz dijo:

    No sé si conocer más sobre ellos me ha creado más dudas de las que tenía con respecto al tema.
    Me asombra su forma de vivir, de relaccionarse, de educar e incluso de socializarse con el mundo que les rodea.
    Realmente pienso que son felices tal y como son y como viven, posiblemente por que sus propias constumbres han hecho que así sea.
    Personalmente me provocan tristeza, pero quizás ellos sientan lo mismo al vernos a nosotros y el mundo en que vivimos.
    Creo que es un tema curioso, daría pie a un foro de lo más interesante.

  3. michael dijo:

    muy muy weno me facilito todo las respuestas ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s